lunes, 5 de enero de 2015

8 principios clave para organizarte y aprovechar el tiempo al máximo




1. Establecer metas
Esta es una práctica muy común entre los individuos organizados. Sin un propósito específico, no te embarcas en un viaje o te comprometes con un proyecto.

Hacer un plan no garantiza necesariamente que vaya a ir todo perfecto, pero ayuda a canalizar tus pensamientos y tu energía en la dirección correcta. Tampoco está de más tener 'un plan b' de respaldo, para que no te desanimes si las cosas no salen como pensaste.


Consejos de estudiantes.info

- Escribe tus metas (da igual de qué ámbito sean, pero si debes tener en cuenta si tus propósitos son a largo, medio o corto plazo. A partir de ese punto, crea un plan de acción)
- Prioriza
- Establece fechas de entrega (de ese modo, siempre habrá un día en el que has de acabar tu objetivo y así poder pasar al siguiente)
- Ayúdate de alguien (teniendo a alguien al lado con objetivos parecidos a los tuyos o que simplemente te dé apoyo, te sentirás motivado para seguir adelante)
- No pospongas las cosas


2. Ante todo, una actitud positiva
Al establecer unos objetivos para organizarnos, siempre encontramos dificultades. Puede ser agotador si estás acostumbrado a improvisar y ahora estás tratando de ir por el buen camino.

Un estudio del Departamento de Psicología de la Universidad de Concordia reveló una correlación positiva entre el optimismo y la capacidad de regular la tensión. Comprendo que en muchas ocasiones, nos cuesta ser positivo, pero debemos intentar cambiar tu actitud y ponerle una sonrisa a la vida.


Mantras de estudiantes.info que te ayudarán a ser positivo

"Cada paso me lleva a donde quiero llegar"
"Me encantan los desafíos y todo lo que aprendo cuando los supero"
"Sé que con tiempo y esfuerzo, podré lograr lo que me proponga"


3. No seas tan perfeccionista
La gente suele confundir organización con el perfeccionismo. En realidad, ser un perfeccionista requiere girar la rueda sin fin, lo que puede significar un sinnúmero de horas perdidas en tareas improductivas.

No te estoy sugiriendo que a partir de ahora seas un auténtico desastre y dejes todo a medias y mal. No, debe haber equilibrio. Pero no debes consumirte con hacerlo todo perfecto, tanto que olvides tus prioridades.

Según un estudio realizado por miembros de la Asociación de Ciencia Psicológica, el perfeccionismo también puede ser perjudicial para tu salud. Algunos de los efectos son la insatisfacción corporal, la fobia social y el estrés innecesario.


4. Utiliza un calendario
Los calendarios pueden ayudarte mucho, para que tus días, meses o año, sean productivos y puedas hacer lo que te propongas. Las personas desorganizadas, que no utilizan agenda, terminan diciendo que sí a cada invitación atractiva, sin darse cuenta que están dejando menos tiempo para ejecutar sus objetivos.


Maximiza tu tiempo con estudiantes.info

Programa las tareas más importantes al comenzar el día para aumentar las posibilidades de realizar tu trabajo, antes de encontrar distracciones. Para mejorar la concentración y la productividad, dedica bloques de tiempo a tareas específicas. Deja espacios vacíos en tu programación diaria para recrearte, recuperar trabajo, o cualquier otra obligación imprevista.


5. Organiza y limpia tu alrededor

Una vez organizados tus pensamientos, es el momento de organizar y limpiar tu espacio. Hay varios estudios contradictorios sobre el impacto del desorden en la productividad, pero todos ellos sostienen que limpiar el desorden son de suma importancia. Proporcionan un soplo de aire fresco


6. Diferenciar 'necesidades de deseos'
Saber la diferencia entre ambos, es un principio básico y sin duda ayuda a minimizar el desorden.


7. Un poco de relax
A menudo nos creemos superhéroes y tratamos de hacerlo todo, sólo para darnos cuenta, que has llegado a la cima y debes tirar la toalla. Para colmo de males, un estudio de la Universidad de Stanford, sugiere que la multitarea no sólo es contraproducente, sino que además, dificulta la eficiencia y el rendimiento, ya que nuestros cerebros no están preparados para concentrarse en varias cosas a la vez.

Hay momentos en los que debes parar, darte cuenta de que lo que llevas es demasiado, dar un paso atrás y reorganizarse. ¿Te vas quedar atrás en tus proyectos? Puede que si, pero cuando estás saturado, es necesario hacer una pausa y evaluar la situación para determinar qué cambios eran necesarios.


8. Deja de ser un fanático del control
Delega. Porque sólo las personas que trabajan en equipo saben lo que es un trabajo bien hecho.

Ayúdate de alguien que haya experimentado con la materia y que tenga todas las credenciales adecuadas para el trabajo, porque te reducirá al mínimo el riesgo de problemas importantes y tu podrás dedicar tu tiempo a las cosas que sean importantes para ti.

Además, cuanto más tiempo pasas haciendo las cosas que detestas o te abruman, menos tiempo disponible tienes para las cosas que realmente te importan o te gustan. Date cuenta que el tiempo es tu bien más preciado y no debes malgastarlo en tareas que conlleven un estrés innecesario.

4 comentarios:

Alex dijo...

Me encanta este blog, el año pasado estuve por dejar la universidad porque ya daba todo por perdido, pero al seguir las estrategias y consejos que publican, pude sobrellevar todo y aprobar todos los cursos.Este nuevo año espero seguir así gracias a ustedes.

estudiantes.info dijo...

Nos alegra leer tus palabras Alex y esperamos poder seguir ayudándote en tus estudios y otras metas que te propongas.

Daniela perez urueña dijo...

Son muy buenos los tics. Contribuyen a mejorar academicamente

Shirley Morales dijo...

Sólo diré, Gracias ❤.

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver