martes, 7 de octubre de 2014

Memoriza más y mejor: 5 trucos para conseguirlo

A menudo, nos planteáis dudas sobre cuales son las formas más efectivas de recordar la lección, y la gran mayoría de vosotros piensa que haciendo locuras como no dormir o vivir pegados a un libro es la mejor manera.

Nada más lejos de la realidad.

Existen diferentes formas de estudio, que si bien no son tan intensas, si que son más fáciles de seguir y MÁS EFECTIVAS:


1. Cambia tu entorno
Los hábitos están muy bien, pero atontan a la persona y al cerebro.
Cambia tu mesa de estudio, o la mesa de la cocina, por nuevos espacios de la casa. Incluso vete fuera, no sólo la biblioteca, puede ser un lugar de estudio, un árbol del parque, una cafetería... lugares y cosas diferentes para relacionar la lección con algo.
Un nuevo escenario va a crear nuevas asociaciones y te hará más fácil recordar la nueva información.

2. Juega a ser profesor
Una forma de recordar la información recibida, es hablar sobre ello.
Cuando estudias, tienes toda esa información en tu cabeza durante un periodo de tiempo, pero tu cerebro no está obteniendo ningún tipo de estímulo para memorizar.
Contándole la lección a alguien, o diciendo lo estudiado en voz alta, te será mucho más sencillo memorizarlo.

3. Escribe
Escribiendo la lección, reforzarás el aprendizaje.
Cuando escribes, inmediatamente estás cambiando la forma de proyectar la información recibida. Tu cerebro recordará ese cambio.

4. Utiliza la técnica del "aprendizaje distribuido"
En un primer momento, puedes pensar que pasar largas horas delante de un libro, sin hacer nada más que leer y memorizar, es lo más productivo. Pero nada más lejos de la realidad. De esta manera, lo que haces es, gastar tu capacidad intelectual en mantener la concentración, lo que te hace perder energía de tu cerebro, para el proceso de aprendizaje.
Será mucho más productivo que utilices tres días estudiando 3 horas al día, que 9 horas, en un sólo día.
La repetición de la información en un intervalo de tiempo de unos días, envía la señal al cerebro de que debe retener la información.

5. Dormir es más importante de lo que piensas
Cuando te cansas, es que tu cerebro te está diciendo que ya ha tenido bastante. Así que duérmete, porque esto también forma parte del proceso de aprendizaje.
La primera mitad del ciclo de sueño ayuda a la retención de los hechos. El segundo medio, es importante para las habilidades matemáticas. Por lo que si tienes una prueba de historia o lenguaje, debes ir pronto a la cama para aprovechar al máximo la retención del sueño y, por supuesto, revisar la lección por la mañana. Si por el contrario, tienes una prueba de matemáticas o fórmulas físicas, lee la lección justo antes de dormir y descansa.
El sueño es la unidad de acabado del aprendizaje.

No hay comentarios:

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver