lunes, 22 de septiembre de 2014

8 tácticas comunes para motivar, que matan la motivación



Recompensar equivocadamente
Premiar una conducta equivocada puede ser contraproducente.
Para recompensar a alguien debes centrarte en los comportamientos productivos y que los resultados alcanzados sean los deseados.
Premiar a alguien porque sí, sólo sirve para asegurarte que estará de tu lado en el futuro pero, ¿significa esto que conseguirá las metas a alcanzar de manera más eficiente? No, no es así.

Tener unos objetivos poco claros (o inalcanzables)
La motivación requiere, en primer lugar, un objetivo ¿qué queremos lograr? Sin un objetivo claro, da igual la motivación, será ineficaz.
Tener metas inalcanzables, por otro lado, significa que incluso si lo haces para que una persona de lo mejor, siempre se quedará corto, lo que se traduce en lo contrario de la motivación: la desmoralización.

Amenazas y castigos
El castigo y las amenazas son unas de las formas más comunes para tratar de motivar a los demás, pero al contrario de lo que nos han hecho pensar, no funciona.
El castigo está diseñado para detener un comportamiento no deseado, pero no hace nada para motivar a la gente. El factor de motivación será el miedo que, a largo plazo, no será tan eficaz para alcanzar metas.
La lección: El castigo no es la motivación.

Usar términos como "yo" "mio" "conmigo"
La gente, quiere sentirse parte de lo que está haciendo y cuando esas personas no se conectan a la causa, la motivación y el rendimiento se quedan atrás también.
Por lo que hay que tener cuidado con el uso del " yo "," mío "y" conmigo "en cualquier comunicación, ya que si bien puede parecer inofensivo, se puede, indirectamente, echar por tierra el trabajo de otros.
Recuerda que no estás sólo en el mundo y que siempre necesitarás de otros.

Fijarse únicamente en lo negativo
Centrarse únicamente en los aspectos negativos y errores, puede desmoralizar al afectado. La mejor motivación es hacer hincapié en lo que se está haciendo bien y replantear las metas que deben cumplirse, utilizando siempre la crítica constructiva cuando se habla de cómo alcanzar esas metas. Debemos ser positivos, si queremos atraer cosas buenas.

No desvelar toda la información
Para conseguir motivación y éxito en un grupo de trabajo se necesita unidad. Mantener oculta información importante sólo produce desconfianza y confusión.
Una persona motivada, no sólo conoce los detalles de donde tienen que ir y por qué, sino también la forma en que vamos a llegar allí.
Teniendo el conocimiento y la creencia de que usted tiene una línea directa y abierta de comunicación, significa una mejor motivación.

Hablar de lo que quiero sin escuchar
¿Cómo se puede motivar efectivamente a nadie cuando no sabes su punto de vista o una circunstancia específica? Escuchar lo que te quieren decir, cuando se trata de motivar a alguien a título personal, será la forma más eficaz para que alguien se sienta con ganas de continuar y de mejorar

Descartar las ideas del resto
Si bien no todas las ideas son igual de geniales, eso no quiere decir que no valga la pena fomentar el esfuerzo y la iniciativa. Considerar y debatir todas las ideas significa, mantener la motivación para seguir desarrollando nuevas ideas. Si a alguien se le ocurre una idea que te haga pensar, no la descartes, habla sobre ello de manera constructiva y, luego, pide más ideas.


También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver