miércoles, 20 de agosto de 2014

6 pasos a seguir para ganar una batalla dialéctica

Tener discusiones es muy normal, ya que es imposible coincidir con los pensamientos, sentimientos y creencias de otra persona el 100%. Pero es cierto, que las peleas verbales nos producen un agotamiento emocional que no se puede comparar con nada.



Aunque soy de la opinión de que, a veces, la Paz es mejor que ganar una batalla, no está mal defender lo que realmente crees como bueno. Todos tenemos nuestra forma de ver las cosas, y mientras no llegue la sangre al rio, debemos darla a conocer.

Paso 1: Conoce los hechos
¿Nunca te ha sucedido? Justo en el momento en que estás enfurecido, haciendo una reclamación, te das cuenta de que no estas en lo cierto...
Antes de empezar la III Guerra Mundial, detente y pregúntate, ¿conozco todo acerca de lo que hablo? ¿lo que estoy diciendo es importante? ¿me estoy metiendo en un problema por una tontería? ¿merece la pena una pelea por esto?

Paso 2: Prepárate para el otro punto de vista
Aunque tu creas que estas en lo cierto, puede que tu compañero de discusión vea las cosas desde una perspectiva totalmente diferente.
Poniéndote en su lugar y viendo las cosas como él lo hace, tendrás más posibilidades de ganar. Mostrando empatía hacia el otro, bajarás la temperatura del debate y podréis entre los dos llegar a una solución.



Paso 3: Abre tu mente
Y si no puedes abrirla, debes dar esa sensación. Lo último que debes hacer es ponerte a la defensiva, porque no conseguirás más que seguir eternamente peleándote. Si das una solución reflexiva teniendo en cuenta lo que tu oponente dice, lo acercarás a ti y el conflicto se solucionará por sí mismo.

Paso 4: Mantén tus emociones a raya
Cuando pierdes los papeles, automáticamente haces que tu oponente aumente su ira y la pelea irá in crescendo.
Si muestras autocontrol, no sólo ganarás puntos, si no que incluso, puedes llegar a evitar la discusión.

Paso 5: Siempre hay solución
En medio de un festival de gritos, puede que la negatividad no te deje ver esto, pero si mantienes la esperanza de que todo conflicto tiene solución, solamente tendrás que encontrar las respuesta creativa para acabar con el problema.
Sé positivo y busca soluciones, no problemas.

Paso 6: Respetar siempre
Nunca insultar, nunca rebajar a tu oponente. Esa debe ser la regla general. Porque en una pelea no siempre hay un claro vencedor, ni nadie que tenga la verdad universal sobre el asunto.
Sólo sois dos personas dando vuestra opinión, así que si quieres seguir manteniendo una relación (del tipo que sea) con tu oponente, relájate.

Recuerda algo: Tener la última palabra en una discusión no siempre significa "ganar la batalla". En una pelea nadie gana, tenlo en cuenta.

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver