jueves, 8 de mayo de 2014

6 pasos para estudiar sin agotarte

Para la mayoría de nosotros estudiar nos resulta cuanto menos, divertido. Aunque a veces creamos que nos cuesta concentrarnos más que al resto no es así, la mayoría sufrimos problema de concentración por pequeño que sea. Para nosotros, este grupo de la sociedad que se despista con el pasar de una mosca, es muy importante atender en clase si queremos obtener mejores resultados con menos esfuerzos. Trata de prestar atención a lo que el profesor nos cuenta creándonos una historia en nuestra cabeza.

Os dejamos seis consejos que os ayudarán a estudiar duro sin perder el foco para cuando llegue ese momento tan temido en el que te quedes a solas con tus libros.



  1. Programarte adecuadamente

    No hagas un compromiso contigo mismo de que estudiarás en tu tiempo libre, eso normalmente no se cumple. Lo más probable es que nunca tengas tiempo libre para el estudio, así que busca el mejor momento del día para ti, y resérvalo para eso. Cuando más asocies ese momento del día al estudio, mayor será tu capacidad de concentración.
  2. Situación ideal

    Algunas personas estudian mejor escuchando cierto tipo de música, otros necesitan silencio absoluto lo que no les permite ni poder acudir a bibliotecas. Algunos toman café o té, se visten como si fuesen a salir a la calle para mantenerse despiertos, mientras otro grupo prefiere estar vestido con ropa cómoda para sentirse mejor, relajarse y así aumentar su capacidad de concentración.
    Nosotros recomendamos la opción de comodidad. Aunque te pegues un chute de cafeína o teína tarde o temprano te acabarás cansando y sus efectos desaparecerán. Si te pones cómodo y en la misma zona siempre es muy probable que te centres mejor, estas circunstancias harán que puedas atravesar largas sesiones de estudio con facilidad, ya que tu mente asociará las situaciones de manera inconsciente.
  3. Materiales

    Apuntes, hojas en sucio, libros, lápiz, papel, subrayadores, bolígrafos y algo para picar, todo en tu zona de estudio. Asegúrate que tienes todo lo que necesitas para unas intensas y productivas horas de estudio para que no tengas que levantarte e interrumpir tu sesión. Eso sólo conseguirá que te despistes y entres en un estado de desconcentración del que te será más complicado salir.
  4. Programa tus descansos

    Hasta la persona más estudiosa necesita tiempos de descanso después de mucho tiempo. Incluso la postura que adoptamos para estudiar puede ser mental y físicamente agotador. Ponte en el despertador o teléfono una alarma que te recuerde cada hora o cada dos que debes hacer un pequeño descanso. En él, levántate, estira, bebe agua, saluda a tu mascota o a tu familia… Asegúrate de que el descanso no es más de 5 minutos, podrías perder la concentración por completo. El objetivo de estos descansos es asegurarse de que no te quemas estudiando y puedes volver a la sesión renovado y listo para continuar.
  5. Estudiante activo

    Un aprendizaje activo, resulta mucho más efectivo que el pasivo. El activo implica la discusión y el análisis sobre los temas estudiados. Este estilo puede ayudar a entender y memorizar con mucha facilidad los temas. Considera la posibilidad de estudiar con alguien más y discutir sobre el material (una vez controles un poco tu capacidad de concentración) en lugar de sentarse en una silla y leer y leer. Variar un poco sus hábitos de estudio, como en este ejemplo, puede asegurar que el tiempo de estudio sea más largo y productivo (hacer lo mismo durante mucho tiempo también puede provocar que acabes quemado).
  6. Encuentra tu lugar de estudio

    Elige tu lugar de estudio en base a la capacidad de distracción que tengas. No elijas una cafetería como lugar de estudio si existe una alta probabilidad de que levantes la vista de los apuntes cada vez que pasa alguien por tu lado o alguien deja caer una cucharilla en el plato. Es muy importante también que sea fácil de llegar y sea físicamente cómodo, para que el hecho de ir allí, no suponga ya una traba para el comienzo de la sesión.
    ¡Ojo con la iluminación y los ruidos elevados! La iluminación es muy importante, para no cansar la vista rápidamente. 



 Y tú, ¿cómo estudias?


Síguenos en 
Twitter
Facebook

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo me encierro en mi habitación, y memorizo todo lo subrayado, pero yo estoy intentando encontrar una forma mas sencilla y divertida para estudiar.

Anónimo dijo...

nose nunca estudie nose como ne va re mal en el liceo y quiero ayuda

Loli Pedreño dijo...

Hola!! Prueba a buscar siempre el mismo lugar de estudio con tus materiales a mano; apartar el teléfono, ordenador y todos los objetos que puedan distraerte... También sirve de ayuda comenzar siempre a la misma hora. Con estos pasos y los de arriba conseguirás crear una rutina.

Anónimo dijo...

Hola yo nose como estudiar pero creo que alguien debe estar contigo pero no debe gritarte algo que a mi nunca me paso

jonathan gonzales gonzales dijo...

Leí en un articulo anterior que debes estudiar 4 veces al dia por 30min y descansar 15 minutos cada vez. Pero ahora aqui dicen estudiar de 1 a 2 horas y solo descansar 5 minutos. ¿¿¿¿????

comoestudiar.com dijo...

Buenos día Jonathan.
Por desgracia no hay una fórmula matemática para ser el estudiante 10 y sacar siempre las mejores notas. Pero si hay ciertas pautas que pueden servirte. Como cada persona es un mundo, puedes plantearte el estudio según te venga a ti mejor.
De todos modos me suena muy raro eso de estudiar 30 minutos y descansar 15, porque no es buena forma de retener materia. Yo estudiaría 1 hora u hora y media; y haría un descanso (del tiempo que tu necesites de 5 a 15 minutos) y luego volver.
Igual que debes descubrir en qué momento del día eres más eficiente estudiando. Hay gente que sólo puede estudiar de noche, yo en cambio era de estudiar de 4 a 8.30 de la tarde (con descansos por medio, claro) y luego me despertaba temprano para darle una vuelta a la lección. Debes conocerte y reconocer cuando y cómo eres más eficiente en tus estudios.
Espero haberte ayudado

adrian alvarez dijo...

Bueno, yo lo hago en la terraza de mi casa, es chevere, por varios factores.
1. Es practicamente imposible que te duermas o te fatiges ( debido a la cantidad de aire que corre, asi sea poca, y encima como vas caminando de un lado a otro, subido en la pared de la terraza, o en la casa del perro, te entretienes y aprendes mas)
2. Me relaja ver al cielo, es como si por un instante la nube cosmica, me dijera , mirame que soy tu distraccion, pero en realidad , es como si fuera mi maestra presente siempre, asi que todo lo aprendido se lo digo al cielo (sin connotaciones religiosas claro esta)
3. memorizas mas rapido, e imagino que estuviera hablando de cosas cheveres relacionadas al estudio, definamoslo como una esquisofrenia academica prevista.

Saludos desde Ecuador.

Psdta. quisiera que mi casa tuviera mas pisos, asi podria ver mas alto.

También te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver