jueves, 27 de marzo de 2008

Formas de motivar a los estudiantes

Ya dimos algunos consejos generales para educadores sobre cómo motivar a un alumno. Lo cierto es que del excelente libro Tools for Teaching de Barbara Gross Davis (Jossey-Bass Publishers: San Francisco, 1993), se pueden sacar mil ideas para motivar a los estudiantes. Recomendamos la lectura de Motivating students, un capítulo online (en inglés de su libro Tools for Teaching). Se nos ocurrió contrastar algunas de las ideas contenidas en dicho capítulo con un grupo de estudiantes y de esta experiencia surgió la idea de llegar a 101 maneras de motivar a los estudiantes. De momento ya tenemos las 27 primeras basadas en la citada fuente. Comentarios al final de esta entrada son muy bienvenidos.

Formas motivar a los estudiantes
  1. Satisfacer las necesidades y motivos de los estudiantes. Los estudiantes aprenden mejor cuando tienen incentivos para satisfacer sus propios motivos para para aprender. En este sentido puede ser útil que el profesor intente identificar las necesidades de los estudiantes tanto aquellas de las que estos son conscientes como de las que no... Imaginemos que antes de impartir un curso de matemáticas, física, música, etc. el profesor dedicara algún tiempo a relacionar el valor de este aprendizaje conectándolo con necesidades y deseos de los estudiantes; el incentivo para aprender sería mucho mayor.
  2. Hacer que los estudiantes sean participantes activos a la hora de aprender. Estudiantes pueden aprender haciendo, construyendo, escribiendo, diseñando, creando, resolviendo... La pasivividad perjudica la motivación y la curiosidad de los estudiantes. Haga preguntas... Anime a los estudiantes a sugerir aproximaciones a un problema o a adivinar los resultados de un experimento...
  3. Pedir a los estudiantes que analicen lo que hace una clase sea más o menos. motivadora. Sería algo así como aprovechar "los puntos fuertes y débiles" de la materia y del profesor para que este pueda introducir cambios y apovechar todas sus potencialidades. Los estudiantes pueden responder cosas como: "el entusiasmo del profesor, la relevancia y nivel dificultad del material, la organización del curso, el grado de participación activa de los estudiantes, la variedad, la relación entre profesor y estudiantes, el uso apropiado, concreto y inteligible de lo ejemplos y decenas de cosas más..."
  4. Mantener expectativas altas, pero realistas, sobre sus estudiantes. Al parecer según algunas investigaciones las expectativas del profesor tienen un poderoso efecto en el comportamiento de los estudiantes. Se trata de que el profesor mantega expectativas realistas a la hora dedesarrollar su trabajo, hacer presentaciones, dirigir los debates, y hacer exámenes; y al mismo tiempo dé a los estudiantes oportunidades para tener éxito. Esa combinación puede funcionar siempre que, según los estudiantes, se dé un equilibrio realista.
  5. Ayudar a los estudiantes a establecer sus propios objetivos. Ayudar a los estudiantes a evaluar sus progresos, animando o criticando su trabajo, analizando sus esfuerzos, sus debilidades... Quizás en este tema lo más importante es animar a los estudiantes a centrarse en un proceso para mejorar continuadamente, no sólo en una calificación o en un examen.
  6. Comunicar a los estudiantes las exigencias de la asignatura para aprobarla. Es positivo establecer con claridad lo que se le exige a los alumnos para poder superar la asignatura. Incluso ser muy cuidadoso con el lenguaje. Por ejemplo, en vez de decir "vas muy atrasado" habría que decir a los estudiantes: "esta es la forma de ir al día.. ¿puedo ayudarte?".
  7. Fortalecer la automotivación de los estudiantes. Se deben evitar mensajes que como "exijo", "debes", "deberías" y sustituirlos por "creo que encontrarás.." "estaría interesado en conocer tu respuesta". La necesidad de lograr la automotivación y la autoestima de los alumnos debe estar siempre muy presente en la mente del profesor.
  8. Evitar crear competencia entre los estudiantes. La competencia produce ansiedad, lo cual interfiere de forma negativa con el aprendizaje. Es positivo reducir la tendencia de los estudiantes a compararse con otros estudiantes.
  9. Ser estusiasta con su asignatura. El entusiasmo del profesor con su asignatura es crucial para la motivación de los estudiantes. Si un profesor se convierte en aburrido o apático con su asignatura, los estudiantes también lo harán. El mejor estusiasmo del profesor es el que se deriva de su confianza, su identificación con los contenidos y un auténtico placer por enseñar.
  10. Trabajar las fortalezas e intereses de los estudiantes. Explicar cómo el contenido de la asignatura ayudará a los objetivos educacionales, profesionales o personales de los estudiantes. Partir del intereses reales de estos que sean vinculables con el aprendizaje.
  11. Cuando sea posible, dar alguna posibilidad de elección a los estudiantes sobre lo que están estudiando. En materia de trabajos, materiales... unidades alternativas.. no sobre los exámenes, pero sí en todo aquello que refuerce su corresponsabilidad.
  12. Incrementar progresivamente la dificultad del material de la asignatura . Es interesante dar opòrtunidades a los estudiantes para que tengan éxito al principio del primer trimestre del curso o semestre. Una vez que hayan triunfado, es más fácil incrementar la dificultad o el nivel de forma progresiva.
  13. Variar los métodos de enseñanza. La variedad ayuda a despertar la participación y la motivación de los estudiantes en la asignatura. Se puede romper la rutina de muchas formas: cambio de papeles, debates, tormentas de ideas, discusiones, demostraciones, casos de estudio, presentaciones audiovisuales, invitados externos, trabajo en grupos pequeños...
  14. Poner énfasis en el dominio y aprendizaje, más que en las notas. Los investigadores recomiendan dejar de poner énfasis en las calificaciones eliminando sistemas complejos de evaluación; también desaconsejan el uso de las calificaciones para comportamientos no académicos (ej. asistencia o no a clase). En vez de esto, valorar trabajos escritos, valorar la satisfación personal de trabajos realizados, y ayudar a los estudiantes a medir sus progresos.
  15. Diseñar exámenes que fomenten el tipo de aprendizaje que se desea que los alumnos asuman. Si, por ejemplo, los exámenes se basan en memorizar detalles los estudiantes se centrarán en memorizarlos; si en cambio sus exámenes ponen énfasis en sintetizar y evaluar la información, los estudiantes se motivarán para poner el practica estas habilidades cuando estudien la asignatura.
  16. Evitar utilizar las calificaciones como amenazas. Aludir o amenzar con bajas notas, puede provocar algunos estudiantes a trabajar duro, pero en otros estudiantes pueden provocar desde el deseo de autoengañarse o darse excusas para retrasar el trabajo hasta otros comportamientos contraproducentes.
  17. Dar feedback a los estudiantes tan pronto como sea posible. Devuelva los exámenes y los trabajos corregidos lo antes posible y reconozca y recompense pública e inmediatamente los éxitos logrados. Dé indicaciones sobre lo bien que lo han hecho o cómo pueden mejorar.
  18. Recompensar el éxito. Tanto los comentarios positivos o negativos influyen en la motivación, pero los investigadores indican que los estudiantes reaccionan mejor a través de un feedback positivo y el éxito. Alabar ayuda a construir la confianza, capacidad y autoestima de los estudiantes. Es importante reconocer los esfuerzos, incluso si los resultados no son buenos, trasmitiendo la confianza del profesor de que serán buenos en el futuro.
  19. Presentar a los estudiantes el buen trabajo hecho por sus compañeros. Compartir con la clase ideas, conocimientos y habilidades de estudiantes individuales con el resto de la clase. Por ejemplo, copias de los mejores trabajos o exámenes... Se trata de propiciar "habilmente" un reconocimiento social del trabajo bien hecho en su entorno de compañeros y relaciones.
  20. Ser específico, cuando se haga una crítica negativa, nunca a la persona. Las críticas tienen efectos poderosos y pueden conducir a una atmósfera negativa en la clase. Cada vez que se identifique una debilidad en los estudiantes, déje claro que se trata sobre una determinada función o tarea, nunca al estudiante como persona. Combinar un comentario negativo con otros aspectos en los cuales el estudiante haya tenido resultados positivos.
  21. Evitar comentarios degradantes en la clase. Muchos estudiantes pueden estar ansiosos por su rendimiento o habilidades en la clase. Hay que ser sensible en la forma en la que se expresa o se comentan tales temas a efectos de evitar observaciones o comentarios en los que el profesor muestre falta de interés o que "pasen" de sus sentimientos relacionados con su fracaso.
  22. Evitar ceder y dar las "soluciones" a los estudiantes para las tareas de trabajo o deberes para casa. Hay que lograr que piensen por sí mismos y dirigir la ayuda por otros caminos (ayudarles a construir lo que ya saben, propiciarles aproximaciones al problema, posibles pasos...). Hay que lograr métodos que ayuden a los estudiantes a que experimenten el sentimiento y confianza derivada de que lo pueden lograr por sí mismos, lo que incrementará su motivación para aprender.
  23. Asignar la lectura de los temas al menos dos sesiones antes de que sea analizada en clase. Dar a los estudiantes un tiempo sobrado para preparar y atraer su curiosidad hacia los materiales de lectura.. "Este ...es uno de mis favoritos... y estaré muy interesado en conocer vuestra opinión".
  24. Asignar preguntas de estudio. Al hacer preguntas se contribuirá a incentivar a los alumnos a buscar respuestas en lo que leen o estudian.
  25. Permitir breves chuletas que pueden ser utilizadas en los exámenes. Especialmente si estas chuletas incentivan la lectura, el trabajo y el estudio bien hecho. Un profesor en física daba la oportunidad de escribir en cada clase en una tarjeta 3x5: un resumen, definiciones, ideas claves u otros materiales derivados de la lectura, que los estudiantes entregaban finalmente al profesor con su nombre. Esa tarjeta se daba nuevamente al estudiante para complementarla pasados unos días para añadieran materiales que consideraran importantes y era nuevamente devuelta al profesor. Por último, el profesor entregaba a los estudiantes dichas tarjetas el día del examen, durante la realización del mismo. El resultado no se hizo esperar. El profesor notó que el porcentaje de alumnos que completaban sus lecturas pasó del 10 al 90%. Y los estudiantes especialmente valoraban estas "tarjetas de superviviencia" como una gran ayuda.
  26. Utilizar el tiempo de clase como tiempo de lectura. Si el profesor está tratando de provocar un debate y se percata de que pocos estudiantes han completado las lecturas asignadas, hay que considerar la posibilidad de que los alumnos completen su lectura en tiempo de clase, silenciosamente o en voz alta y discutiendo aquellos puntos importantes.
  27. Asignar trabajos escritos a aquellos estudiantes que no completen sus lecturas. Los que no las han completado al principio de la clase se le asigna un trabajo escrito y no participan en la dicusión de clase. El trabajo escrito no es evaluado, sino simplemente reconocido. Con estos métodos se puede ir logrando que los estudiantes finalmente cumplan con las lecturas programadas durante el curso.
Temas relacionados con Formas de motivar a los estudiantes:

Etiquetas:

entrada de Euroresidentes Ityis Siglo XXI a las

15 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Otros: comprender nuestros problemas . a veces los estudiantes tenemos problemas y para nosostros son importantes. El profesor debe preguntarse porqué un alumno no rinde. Tuve una proferora de matemáticas que se interesó por mi y por mis problemas. El resultado saqué la máxima nota en su asignatura. Mientras el profesor de valenciano (un obtuso, sabelotodo, me suspendió).
Hay profesores que deberían dedicarse a otros oficios. Están dando clases porque no pueden o no saben hacer otras cosas (ellos mismos lo confiesan a veces a los alumnos).
He tenido profesores que justamente hacen lo contrario que recomiendan ustedes ahí arriba:
-¿Corregir los exámenes? a los dos meses...
-Si alguien lo hace extraordinariamente bien, pregunta al canto: ¿no te habrássss copiadooooo?
-¿Los materiales de clase? Un desastre. No sabemos lo que le profesor sigue: juega a despistar, a que no sepamos que está siguiendo él. Se cree que así nos impresiona y lo que pasa es que nos vuelve locos...
Y digo yo: con ese nivel de responsabilidad paupérrima de cierto profesorado ¿cómo prentenden que nosotros seamos y nos comportemos seria y responsablemente? ¿me lo podría contestar?

1 de abril de 2008, 9:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...

anomino tenes razon,yo aca en argentina,solo tengo 2 profesores buenos (el de sociales y mates)pero los demas como decis aca:
-¿Corregir los exámenes? a los dos meses...
-Si alguien lo hace extraordinariamente bien, pregunta al canto: ¿no te habrássss copiadooooo?
-¿Los materiales de clase? Un desastre. No sabemos lo que le profesor sigue: juega a despistar, a que no sepamos que está siguiendo él. Se cree que así nos impresiona y lo que pasa es que nos vuelve locos...
SON IGUALES.
ademas los profes q se creen q ´´saben de todo´´ nunca ayudan,yo falte a tres clases de lengua y el porfesor me dijo estudia todo lo q dimos de otro comapñero,pero el problema es,que no se puede entender nada de los compañeros ya que el q mejor sabe dar la calse es el profesor.
ahora me re ***** en lo de mates con el tema de como medir la altura de un traingulo (que ne info estudiantes ESO NO APARECE) y nadie me quiere explciar x q ´´no entienden´´

21 de julio de 2008, 21:33  
Blogger Euroresidentes ha dicho...

Que hay malos profesores NO es ningún secreto. Los hay en todas partes. Como también hay malos políticos, malos electricistas, malos médicos o malos fubolistas, malos empresarios, etc.... QUEJARTE, NO VA MEJORAR NADA VUESTRA SITUACION. En la vida cuando te encuentres a laguien que es malo, tendrás que buscar respuestas y soluciones por ti mismo.
Imaginate que un jugador de fútbol tiene un entrenador muy malo. ¿qué es lo más productivo que puede hacer? ¿quejarse y dejar de jugar al fútbol? Poco le favorecerá, dentro de lo mako que sea, lo que debe intentar es no desanimarse, sacar el máximo provecho de su propio juego y esfuerzo, paliar las dificultades, descubrir como compensar las debilidades del entrenador e intentar mantenerse en la liga, pese a los problemas. ELLO LE HARA MÁS FUERTE, MÁS ATOSUFICIENTE Y MÁS SEGURO EN SI MISMO, PUESTO QUE HA SABIDO SUPERAR UNA SITUACION ADVERSA.
¿por que no adoptáis vosotros actitudes similares?
Quejarse de los profesores NO VA SERVIR DE NADA.

29 de julio de 2008, 11:08  
Blogger pollo ha dicho...

definitivamente mucho de lo malo de una clase no esta en el contenido, siempre es importante que el que enseña tenga la capacidad de llevar a los estudiantes a aprender de lo que se enseña desde su propia experiencia de vida.
nosotros los estudiantes aun pensamos que "lo que no es practico, lo que no sirve, no vale la pena aprenderlo"

en mi opinion todos los profesores necesitan entender que tienen que ser NORMATIVOS y NUTRITIVOS.
lo que quiere decir: poner normas, hacer un "encuadre" pero tambien ser amables, dinamicos y so0bre todo consecuentes con lo que se supone sea la motivacion de enseñar.

y los estudiantes deben entender que que los profesores son personas y que siguen teniendo preocupaciones y dificultades, ademas de defectos en su forma de enseñar. pero que estos tambien estan creciendo personal y profecionalmente.

9 de septiembre de 2008, 14:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Quiero recomendar una forma mas personalemente para motivar estudio y obtener buena nota.
'Tener meta poquito mas que usted
desea'
por ejemplo, si quiere sacar mas de
17 en la nota, tenga meta con 18 o 19. puede que es una meta muy dificl y no pueda cumplir.
pero, no le importa. A pesar de que
no puede realizar, podra obtener menos de 18 o 19 ( entonces 17.5 o 17 ) y si cumple, tenga otra meta mas alta. claro que se necesita mucho esfuerzo.

ESPE FINANZAS YOUNGSUK KIM

3 de julio de 2009, 16:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

HOLA A TODOS, LLEGUE A ESTA PAGINA, PORQUE SOY PROFESORA Y TENOG DOS GRUPOS QUE SE ME HECHARON A LA FLOJERA, Y TRATO DE BUSCAR UNA MANERA DE MOTIVARLOS Y DESPERTARLOS, YA QUE SIEMPRE ES A PRIMERA HORA(7 DE LA MAÑANA). LOS TIPS, QUE DAN EN EL TEMA DE 101 FORMAS E MOTIVAR A LOS ESTUDIANTES SON MUY BUENOS. EN MI EXPERIENCIA PERSONAL, CUANDO ERA ESTUDIANTE, SIEMPRE ME QUEJABA DE MIS MAESTROS, COMO LOS CHICOS DE ARRIBA" PERO ES CIERTO QUE TAMBIEN DEJAMOS DE HACER NUESTRA PARTE COMO ESTUDIANTES, LA AUTOMOTIVACION, AUTOAPRENDIZAJE, INVESTIGACION, ETC. MUCHOS ESTUDIANES ESTAN EN MI CLASE SOLO POR LAS FALTAS, SIN EL MAS MINIMO INTERES POR LA MATERIA. POR MAS QUE INTENTO EXPLICAR EL SENTIDO PRACTICO DE LA MATERIA, LOS JOVENES HOY EN DIA SE PREOCUPAN POR TODO (MUSICA, LA NOVIA, EL ANTRO, LA FIESTA DEL FIN S¡DE SEMANA) Y POR NADA(POR AL ESCULA SOLO AL FINAL DEL CURSO). COMO EN TODO DEBE HABER RECIPROCIDAD, TANTO DE PARTE DEL ALMNO COMO DEL MAESTRO. HAY QUE HECHARLE GANAS CHICOS, POR SU BIEN QUE POR EL DE NOSOTROS.

MAESTRA DE TABASCO, MEXICO

22 de septiembre de 2009, 18:10  
Blogger ALEXAKAY ha dicho...

NO SABES QUE BENDICION ENCONTRAR TU PAGINA POR QUE TENGO SERIOS PROBLEMAS PARA MOTIVAR A MIS HIJOS A ESTUDIAR CON DISCIPLINA Y CONSTANCIA, Y TU PAGINA ME HA DESPERTADO A COMO PODRIA YO AYUDARLOS. VOY DESDE HOY A PONERLOS EN PRACTICA POR QUE SOY UNA MAMA TRABAJADORA Y AVECES NECESITO QUE ELLOS SOLITOS SEPAN COMO ESTUDIAR PARA SUS EXAMENES COMO LEER MEJOR ETC ME VOY A PONER A PRUEBA UN MES Y LUEGO DE PLATICO COMO ME HA IDO OKI.
SALUDOS ALEXAKAY

30 de septiembre de 2009, 0:13  
Anonymous Belén ha dicho...

Excelente página. Ahora voy a poner en práctica todos los consejos que nos brindan a todos aquellos que somos estudiantes y queremos tener éxito, tanto en nuestros exámenes como en la vida.

9 de enero de 2011, 18:20  
Blogger sandra ha dicho...

¿Y que hay de los alumnos que no quieren saber de nada con la asignatura? ¿Esos que cuando propones una actividad diferente, como un juego que hay que armar sobre cartulina te rompen la fotocopia; o que cuando los llevas a la sala de infromática, en lugar de trabajar en la actividad del día se meten a jugar en el facebook?
Esos alumnos le sacan las ganas a una de diseñar materiales nuevos, o de inventarse una actividad diferente. Los 'buenos' no tienen la culpa, pero los 'malos' insumen demasiado tiempo en rezongar y demás. Tiempo desperdiciado que se podría utilizar en actividades mucho más positivas.
Me siento cansada, y no hay quien motive a los profes.
Saludos.

13 de septiembre de 2011, 2:03  
Anonymous lamege ha dicho...

Geomara
Si bien es cierto que los docentes debemos ser muy acertivos y creativos para motivar a los estudientes, tambien es cierto que los estudiantes tienen que poner su parte, ya que la desmotivacion en los educandos es un fenomeno mundial, a tal punto que por mucho que uno reinvente su pedagogía, aquellos estudiantes que tienen poca motivacion siempre les va a parecer sin importancia lo que haga el profe, ademas que me dicen de la motivacion que le dan algunos padres a sus hijos, en su estudio, me llama la atención oir a algunos niños decir que son brutos porque su progenitor asi se lo ha expresado. en sintesis quiero referir que la motivación debe estar inmersa en la familia, en la escuela y en el interes que le ponga el estudiante a sus actividades intra y extra clase, por ellos no se puede dejar de lado el ambiente en el cual vive el estudiante para motivarlo

27 de diciembre de 2011, 21:48  
Blogger Calmaho ha dicho...

Excelente tus aportes son muy prácticos, actualmente soy el Director Académico de una prestigios INstitución y he observado como algunos estudiantes se mantienen motivado por asistir a unas asignaturas y a otras no. El material me va a permitir mejorar los niveles de atención en clase.

10 de abril de 2012, 2:08  
Blogger Linda Evhans Galindo Reyes ha dicho...

Es de lo mejor que he escuchado y ya que voy a iniciar el siguiente semestre de mi carrera, voy a enviarle este documento a mi profesor de calculo integral como una representacion de mis espectativas. Me encantan estos articulos me hacen sentir mejor, y evaluar que no todas las cosas son malas por mi a veces interfiere la voluntad del profesor, porque ahora que me doy cuenta hay teacher con los que me entran mas ganas que con la mayoria.

5 de julio de 2012, 3:53  
Blogger Martín Franco ha dicho...

Mis mejores profesores, los mejor presentados, los más organizados en el tablero, los más claros en el tablero, que se trazan objetivos concretos, los que invitan a desarrollar la inteligencia, los elitistas son detestables, los más amables y te tienen en cuenta, los que te escuchan, bueno en fin los que te hacen partícipes de tu amistad

12 de septiembre de 2012, 4:33  
Anonymous carreras a distancia ha dicho...

Que interesante artículo, creo que personalmente la motivación va en las metas que quieres cumplir y el apoyo que puedas tener de tu familia y los demás, saber que cada esfuerzo será recompensado algún día y esperar el resultado es algo para hacer mejor las cosas cada día.

26 de abril de 2013, 23:36  
Blogger luis pedro ha dicho...

Hola, soy de Guatemala.
Aquí los profesores no buscan ningún tipo de desarrollo entre los alumnos, simplemente siguen estrictamente los contenidos. Éstos ni siquiera están correctamente estructurados.

Creo que deben tener un enfoque en el desarrollo, notar cuales son las capacidades del alumno y en qué se desenvuelve mejor, de manera que el profesor pueda aplicar técnicas de motivación en ése campo.
Por ejemplo:
A mi me gustan las ciencias exactas y mi abuelo lo notó (el fue maestro), así que decidió alentarme en los estudios que se relacionaran con lo que me gusta. Hice una investigación, en la Universidad, sobre "cultivos in vitro" teniendo solamente 15 años. También me auto-motivé para aprender trigonometría. Para lograr la auto-motivación es necesario tener claro que el bien es personal.
Uno de los factores en contra de la motivación es "el error" pero cuando se conoce que los errores son aprendizajes y que de ellos vendrá un logro, entonces dejan de llamarse errores para llamarse "pruebas". Lastimosamente contamos con malos maestros que esperan un trabajo específico y no uno del cual el alumno pueda aprender algo desde su punto de vista.
Por ejemplo:
No me gustaba la materia de "idioma" hasta que comprendí que la clase no sólo sirve para aprender a escribir sin faltas ortográficas, sino que también puede utilizarse en diversas acciones aplicadas a lo que más nos gusta. Hacer un cuento me ayudó a prestar más atención a los procedimientos algebraicos (materia que me gusta) de modo que ahora he mejorado en mis ecuaciones.
Ahora practico la caligrafía que tanto odiaba ("¿Para qué hacemos caligrafía sí ya nadie escribe en papel? ahora todo es virtual") cierto, posiblemente no necesite jamás enviarle una carta a alguien a través de un papel, pero no sólo para eso sirve. También puedo practicarla como método de relajación.

Si los profesores no son buenos, no te motivan y sabes que haces un mal trabajo en clase pero no quiere mejorar... Piensa que es por tu bien. Busca y encuentra lo que te gusta hacer y de lo que vivirás cuando crezcas, practícalo y mejorarás en el campo mientras sigues encontrando motivos para para seguir estudiándolo. Hazlo no por una nota en la tabla de calificaciones del maestro o por hacer feliz a tus padres, hazlo porque te gusta hacerlo y porque es algo que disfrutas.

Thomas Alva Edison, antes de crear la bombilla eléctrica, descubrió 100 maneras de como no se debe hacer.

14 de junio de 2013, 21:42  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal